viernes, 4 de septiembre de 2015

Cambios en la composición del tribunal en el "Caso Afinsa".

Algunos de vosotros me habéis preguntado por los nombres de los jueces del "Caso Afinsa". No  dispongo de esa información actualizada, porque ha habido un cambio.

El juez Grande Marlaska, que habría actuado como ponente del mismo, se ha apartado del Caso.

Normal, atendiendo a que él "conocía" -empleando términos jurídicos- de este asunto, puesto que era el juez de reparto cuando se produjo la intervención. Pero, además, algunas declaraciones del propio juez, le hubieran hecho, posiblemente merecedor de una recusación, por estar sus actuaciones presumiblemente contaminadas, de cara a la celebración del juicio.

Buen día para tod@s.
M.

Algo parecido a lo que está sucediendo ahora mismo con el Tribunal que juzgará el "Caso Bárcenas".

 Una acusación denuncia ante Estrasburgo la composición del tribunal que juzgará la caja B del PP

jueves, 3 de septiembre de 2015

Hogar Social Madrid Ramiro Ledesma.

Tenía preparada otra entrada para hoy, pero he descubierto este vídeo, y me apetece subirlo a Canal Afinsa.

Explica la labor social que está llevando a cabo el Hogar Social Ramiro Ledesma, okupa, en este momento, de la sede de Fórum Filatélico de Madrid.

Mientras algunos se obstinan en aplicarles todo tipo de calificativos, para desprestigiarlos, ellos se afanan en hacer aquello que mejor saben hacer: ayudar quienes más lo necesitan.

¿Por qué me recuerda esto a alguien?

¡¡Gracias Melisa!! ¡¡Gracias a todos a todos por vuestra ayuda y apoyo en todos los órdenes!!

Feliz día para todos. Para mi,  hoy será también, un día muy, muy especial.

Nos "vemos" mañana".
M.


miércoles, 2 de septiembre de 2015

Caso Afinsa: Algo no encaja.

Opinión.


El pasado mes de julio tuvimos conocimiento del "escrito de calificación" de los fiscales del "Caso Afinsa",  como paso previo y obligatorio para la apertura de la vista oral.
 
Leer el escrito de 133 páginas produce diversas reacciones. La primera, incredulidad. Tal parece que estuviéramos viviendo "El día de la marmota", -ya sabéis: la película en la que el protagonista se despierta cada mañana viviendo la misma situación que vivió al despertarse la mañana anterior-.

Y es que, leer que las "gruesas" acusaciones de la fiscalía continúan siendo las mismas que dieron origen a la intervención, es decir: estafa, insolvencia punible, delitos contra la Hacienda Pública, etc., etc., conociendo como conocemos las numerosísimas sentencias de Altos Tribunales que echan por tierra estas acusaciones, al determinar que la naturaleza de Afinsa es mercantil, y conocer, igualmente, la existencia de cerca de 40 comisiones rogatorias que han arrojado cero resultados delictivos, produce - al menos en mi- un grado de confusión de armas tomar.

A la primera lectura le suceden unas cuantas lecturas más, y la incredulidad, el pasmo y el "esto no tiene sentido", van en aumento.
 
Ya, con el flamígero documento fuera de mi vista, la lectura da paso a la reflexión pero como la incredulidad continúa ocupando espacios mentales que impiden poner las ideas en orden, la imposible reflexión  da paso a una toma de distancia, en el tiempo.

Y eso sí parece funcionar. Digo esto porque, justo ayer, tras una conversación con un buen amigo, también cliente de Afinsa, salió a colación el famoso auto de la Audiencia Nacional, en el que sus señoría decidieron que "a pesar de la endeblez de algunos indicios", los procesados por el Caso Afinsa, debían ir a juicio y este asunto, visto desde el análisis tranquilo y ponderado, tiene su miga porque, ¿cómo se compadece la afirmación "aún admitiendo la Sala la endeblez de algunos indicios en que se sustenta la imputación de determinados recurrentes -endebles-pero indicios- con el mega-escrito de calificación, que echa lumbre, con 133 páginas que han escrito los fiscales? ¿Quién está tomando el pelo a quién? ¿La Sala? . ¿Los fiscales? .

Ya en noviembre de 2014, trasladé mis opiniones sobre el referido Auto de los jueces de la A.N.; opiniones que, para no cansaros, no voy a repetir aquí (podéis recordar su contenido pinchando en este enlace). Y cuando digo "para no cansaros", digo bien, porque esta situación que estamos viviendo ya es cansina, pero de verdad, porque una no será abogada, pero piensa; y no conocerá de leyes, pero sabe que las normas que nos hemos dado para funcionar, y que se mantienen vigentes en un Estado de Derecho, dependen en último término de su concordancia con el Derecho Natural, del mismo modo que una sabe que aplicar la ley de manera injusta no es aplicar la ley, o que la justicia, cuando llega tarde, ya no es justicia.
 
Pues en el caso que nos ocupa, resulta que, frente a las Sentencias del Tribunal Supremo, de la Audiencia Nacional, de la Audiencia Provincial, de numerosos juzgados del ámbito de lo mercantil y de un número de pronunciamientos sin fin, de organismos reguladores, catedráticos e instituciones del máximo rango, que determinan que la naturaleza de Afinsa es mercantil, tenemos a fiscales empecinados en decir lo contrario: la actividad de Afinsa era financiera y todo lo que la rodeaba una estafa, y punto.

Cuando además el escrito deviene de otro escrito evacuado por el juez Santiago Pedraz, que actúa idem de idem (es decir: manteniendo la teoría de la estafa); escrito que, a su vez, es un calco del informe pericial, también evacuado por dos "peritos" de la Agencia Tributaria, impulsora, a órdenes del Gobierno de Zapatero, de la intervención, y por lo tanto "parte" en el Caso,  pues ¿que se puede decir, salvo que la situación en la que los encausados se encuentran, es absolutamente kafkiana? ¿Cómo no va una a pensar que determinadas actuaciones están vulnerando, absolutamente todo principio Constitucional vigente en un verdadero Estado de Derecho? ¿Cómo evitar que términos como "prejuiciosidad", "prevaricación", "contaminación", y "politización", revoloteen, una y otra vez, sobre toda la cuestión? 

A mi corto entender, y con esto ya termino, tal y como manifesté en un párrafo de la entrada más arriba citada, yo siempre he creído que, para llevar a alguien ante un Tribunal de Justicia, en Sala de Juicio, hay que tener pruebas  sólidas, evidentes, contundentes e irrefutables que, no dejen lugar a duda alguna sobre los delitos que se les imputan a los acusados; es decir: que existan pruebas de su culpabilidad, más allá de toda duda razonable; de otro modo, quedaría claro el principio jurídico in dubio, pro reo, o lo que es lo mismo: ante la duda, siempre a favor del acusado. 

Pero, está visto que una no termina de aprender.

Buen día para tod@s.
Mila.

martes, 1 de septiembre de 2015

Vuelta al trabajo.

¡Hola a tod@s!

Fieles a nuestra cita, tras un descanso que nos ha venido a tod@s fenomenal, aquí estamos de nuevo con vosotr@s.

¿Que tal el verano, chiquit@s? ¿Cómo lo lleváis?

El mes de julio nos trajo como "regalo vacacional" el escrito de calificación de Afinsa (¿por qué la Fiscalía se empeña siempre en dar las "buenas noticias" en fechas previas al verano?).

¡¡Vaya puzzle  multicolor que nos ha montado el señor fiscal!! 

Difícil, pero difícil "armar el todo" con el jaleo que nos presenta en cada una de las "partes". Mira que lo he leído veces y nada. Cuando se parte de un premisa falsa -en este caso, seguir manteniendo la calificación financiera de Afinsa es como pretender hacernos creer que en el Ártico los pingüinos buscan la sombra para protegerse de los 42º al sol- el resultado deviene en conclusiones que no se sostienen ni por los flecos de las puñetas de la toga de los togados.

Leí la entrada publicada en Anvifa, en su momento, y me pareció brillante, de manera que, con su permiso, la utilizo para inaugurar esta entrada de "vuelta al cole".

Después de tan prolongado descanso, cuesta arrancar un poquillo, pero iremos tomando "velocidad de crucero", poco a poco, ¿verdad que si?

De momento, un besazo para tod@s.

Encantada de estar nuevamente con vosotr@s, querid@s.

Por fin se cierra el proceso de instrucción de Afinsa con el Escrito de Acusación

miércoles, 1 de julio de 2015

Por qué lo dejo

Tranquil@s. Leed hasta el final.

Hoy tenía pensado subir una entrada para anunciaros un paréntesis vacacional. No sabía muy bien cómo explicaros las razones que me llevan a tomar tan prolongado descanso, pero hete aquí que leyendo "El Confidencial Digital" veo que Javier Fumero se me ha adelantado. Él también anuncia un "paréntesis" y sus motivos, apoyándose, a la vez, en los motivos de otro.

Es así. Vivimos conectados. Lo que nos sucede a cada uno de nosotros no es, en definitiva, extraordinario (pese a que, en ocasiones, nos de por pensar que nada es peor -o mejor- que lo propio).

Mantener abierta una ventana digital conlleva un tremendo esfuerzo y dedicación, aunque en ocasiones no lo parezca. En mi caso, el stress que me produce no poder alimentar nuestro blog de noticias más positivas, esas que todos estáis/estamos esperando que se produzcan y que supongan el fin de nuestra pesadilla, hace  que el esfuerzo de llenar el vacío de noticias resulte, en ocasiones, insoportable. 

La paradoja es que, lo que en realidad querría, sería no tener que escribir nada más al respecto. Eso sería la mejor señal de que todo ha terminado, por fin.

Hasta septiembre no estaré de nuevo con vosotros "de manera regular y continuada". Aprovecharé para finalizar mi libro, para descansar -estos meses han sido durísimos; extraordinariamente difíciles para mi-. Durante Julio y Agosto, voy a dedicarme a las mismas cosas que cita Javier Fumero en su artículo, desde mi plano personal.

Dicho esto, podéis estar seguros de que si se produjese alguna noticia de interés, activaría el blog y subiría la entrada. Vosotros sois siempre lo primero.

Un beso fuerte y feliz descanso para tod@s, también. Sabéis que os quiero.
Mila.


Por qué lo dejo

Alguno conocerá la historia del periodista Daniel Sieberg. Trabajaba como corresponsal de Tecnología para las cadenas CNN y CBS hasta la Navidad de 2009. Por aquellas fechas se vino abajo. Durante una reunión familiar se dio cuenta de que estaba enfermo: vivía enganchado a los gadgets y a las redes sociales.

Los síntomas no dejaban lugar a dudas: agotamiento, sensación de vacío, ansiedad, insatisfacción, estado nervioso... Decidió entonces someterse voluntariamente a un ayuno. “Era un obeso digital –explicaba- y necesitaba desintoxicación”. El resultado de su experiencia fue un libro titulado ‘Digital Diet’, en el que describe todo el proceso. Hoy trabaja para Google.

Los estudios científicos llevan tiempo hablando del tecnoestrés: el colapso provocado por los efectos nocivos de la conexión permanente y la actualización constante. Si alguien quiere descansar de verdad debe organizar largos periodos de reposo tecnológico, alejarse de los aparatos y las aplicaciones.

Correos, mensajes, perfiles... Son grandes instrumentos, herramientas con un potencial enorme, pero un arma de doble filo si no se mantiene un poco de control sobre ellos. La salud mental demanda tiempo de ocio real: paseos por el campo, charlas con los amigos, juegos que permitan verse las caras... En definitiva, escenarios no virtuales.

No es sencillo. Existe una cierta dependencia alimentada por esa extraña sensación de que todo se vendrá abajo si no abono, constantemente y sin interrupción, esa red de contactos. Por si esto fuera poco, la precariedad laboral ha provocado el aumento del teletrabajo. De ahí que algunos no puedan, efectivamente, dar la espalda sin más a los cibermedios.

Les cuento todo esto para explicar por qué lo dejo. Me despido durante unas semanas. Aprovecharé estos días para poner en práctica una cierta ‘dieta digital’. Me marcho de España y cambio de ciudad, temperatura, ambiente, cultura, gastronomía, idioma… Nos vemos a la vuelta.
Gracias a todos por estar ahí.

sábado, 27 de junio de 2015

Santander, BBVA y Caja Madrid intrigaron contra ING en plena fuga de depósitos por Fórum y Afinsa.

¿Alguien duda a estas alturas de que detrás de la intervención política de Afinsa y Fórum Filatélico se esconde la mano siniestra de la Banca española -y algo más-? 

miércoles, 24 de junio de 2015

Se presenta querella contra los Administradores Concursales de Afinsa.

Introducida por Don Jordi Monfort, cliente afectado de Afinsa y Presidente de ASAFFO
Se presenta querella contra los Administradores Concursales de Afinsa

La acusación va dirigida a D. Benito Agüera Marín, D. Javier Díaz-Gálvez de la Cámara y Doña Carmen Salvador Calvo, como actuales Administradores Concursales de Afinsa Bienes Tangibles, S.A.   de presuntos delitos de prevaricación,  falsedad de cuentas anuales, falsedad en documento mercantil, administración fraudulenta o desleal con agravante de mala fe.

            Ayer 23 de junio de 2015 el Juzgado de Instrucción de Madrid recibió la querella que, en su argumentación, destaca la “descarada e irreverente negativa a adecuar el plan de liquidación a lo establecido por sentencias provenientes del Tribunal Supremo, tal y como se lo ordenó el Juez del Concurso, ante la explícita calificación del negocio de Afinsa por parte del Alto Tribunal como mercantil y no financiero, en el año 2010; con el agravante de haber presentado las cuentas anuales correspondientes a los ejercicios 2011 a 2014 ignorando las precitadas sentencias del Supremo y el impacto de las mismas en la configuración del activo y el pasivo real de la compañía”.
           
Por otra parte, la querella resalta la  génesis de la Ley Concursal, que indica claramente que el propósito esencial de la Ley es conseguir la satisfacción de los acreedores, lo cual a todas luces después de nueve años de litigio no han conseguidos los Administradores Concursales querellados.

Don Jordi Monfort Cuevas es cliente de Afinsa y, como integrante del colectivo de acreedores afectados, se ha visto directamente perjudicado por las consecuencias de los hechos presuntamente delictivos en que ha incurrido la Administración Concursal, especialmente por la privación y devaluación de su patrimonio filatélico y el lucro cesante derivado del cierre de la empresa que dejó sin efecto su contrato.

Se inicia así una nueva etapa en el caso Afinsa. Ahora queda esperar si esta querella es admitida por parte del Juzgado y ver las consecuencias que traiga consigo.

AAPB

Gabinete de Prensa ASAFFO