sábado, 10 de noviembre de 2012

Caso Afinsa - Comentarios y aclaraciones a la "Sentencia Afinsa" de la Audiencia Provincial - 10.11.12


Comentarios de C.A. a la Sentencia:

En la primera línea de la pagina 5 del Recurso de Apelación, se habla de la demanda presentada por AFINSA BIENES INTANGIBLES,  (sic), S.A. impugnando la masa activa y la lista de acreedores del Informe Concursal, en la que se solicita la exclusión de la filatelia y “complementariamente”, la nulidad de actuaciones.

Se detiene el tribunal en el significado del adverbio “complementariamente” y después de infinitos razonamientos todos ellos engorrosos, se descuelga alegando que es de todo punto inadmisible por mezclarse el inventario y la lista de acreedores.

Hace una espectacular exposición de latinajos, tales como “tantum apellatum quantum devolutum”, “ad quem”, “tradicio ficta”, “brevi manu”, “longa manu” ,“constitutum possessiorum” y alguna otra, que deja al lector ojoplático "per secula seculorum, amén". (osease, para siempre).

Se destacan la discrepancia sobre la naturaleza de los contratos y sobre la valoración de la filatelia. En cuanto a la calificación de los Contratos, primero hace un análisis pormenorizado de los tipos de Contratos suscritos con los clientes, tales como CIF, CIT, PIC y MIP y ante la claridad de los términos recogidos, manifiesta que impiden afirmar que fueran de DEPOSITO IRREGULAR DE DINERO.

 Por otra parte declara que el hecho de que los clientes se desentendieran de los sellos, y solo buscaran su rentabilidad, no supone que su objeto no fuera adquirir filatelia y mucho menos interpretarse como deposito irregular de dinero. Se remite al STS del 21 de julio de 2003.

Deja también claro que no hay interés por ninguna de las partes contratantes, distinto al expresado en el contrato. No se puede prescindir de lo pactado para convertir la compra de filatelia en un depósito a plazo. Por otra parte nada tiene que ver la forma en que Afinsa comercializase o almacenase o captase su filatelia, para alterar la naturaleza de los contratos. Así mismo, si los clientes viesen o no los sellos, o tuviesen o no interés en ellos, o que solo les guiase obtener rentabilidad, tampoco incide sobre la naturaleza.

Lo concerniente a la estratagema del Juzgado Mercantil referida a la simulación relativa y del negocio financiero simulado, queda absolutamente descartado porque razona que para que hubiera lugar, las partes contratantes deberían declarar que su intencionalidad es otra diferente a la que se conviene y afirma el tribunal que tal supuesto carece de consistencia.

Para más abundamiento de razones, aclara que la actividad de Afinsa – incluso si fuera ilícita -, no representaría negocio simulado alguno ni alteraría su naturaleza. Dice textualmente: «Por supuesto, la inversión en sellos que realizan los clientes con el compromiso de una revalorización, tampoco representa tal acuerdo simulatorio que, no olvidemos, requeriría una divergencia consciente y querida por ambas partes para disfrazar como inversión en sellos, un depósito a plazos» Alude a la Sentencia de la Sala Contencioso administrativo de la AN., de 5 de febrero de 2010 para justificar tal intencionalidad.

Y concluye: «En definitiva, ni concurre una intención común de simular un negocio jurídico ni el particular interés de los inversores, en obtener una ganancia derivada de la comercialización de sellos determina la existencia de ningún acuerdo simulatorio».

Y en contra del criterio de la A.E.A.T., desmonta la pretensión de imputar la existencia  de un negocio indirecto alegando que la finalidad de los contratos perseguía un objetivo económico-social que no sería otro que el depósito irregular de dinero a plazo fijo.

De manera contundente, y como conclusión, señala el tribunal que toda la exposición para justificar la pretendida interpretación de los términos del contrato con arreglo a la real intención de los contratantes, tales como la simulación relativa y el negocio jurídico indirecto, son argumentos forzados para eludir la realidad de los términos contractuales.

Digna de destacarse es la circunstancia de que el Tribunal rechaza la valoración de la filatelia según Catálogo efectuada por Afinsa a través de su Perito en el Incidente Concursal, desestimando las alegaciones del mismo. Ignoran de manera incomprensible toddos los impedimentos, dificultades y artimañas que la administración concursal puso para que el perito pudiese ejecutar su trabajo con libertad, en el escaso tiempo que le otorgaron para ello. 

En cuanto al impacto que producen tanto la cuestión relativa a la calificación de los contratos con los clientes sobre el inventario, como sobre la lista de acreedores,  la Sentencia se detiene analizando supuestos que entrañan confusión interpretativa, y que podría resumirse sintetizando mucho su texto, en que siendo reconocida la titularidad de la filatelia a sus legítimos propietarios y habida cuenta de la naturaleza mercantil de las operaciones de compra venta, los clientes dispondrían de dos opciones claras y perfectamente diferenciadas entre sí.

OPCION 1.-   Clientes que teniendo reconocida su condición de propietarios, deciden salirse del Concurso retirando el objeto de su propiedad, es decir, los lotes filatélicos, para destinarlos a lo que su voluntad tenga por bueno hacer con ella. Estos clientes, desaparecen de la Lista de Acreedores con todas sus consecuencias.

Como nota adicional de C.A. significar que los clientes que soliciten y logren la posesión real de su filatelia, a la luz de la lógica, nada deberían abonar a ningún despacho de abogado, ya que una futura monetización de sus filatelias nada tendría que ver con intervención profesional alguna del rábula de turno. (Léase Gil Robles).

OPCION 2.- Clientes que teniendo reconocida su condición de propietarios, deciden permanecer en el  Concurso, renunciando a su filatelia y aceptando su parte proporcional del reparto de las cantidades que resultaren de la venta de los bienes que entren en la Liquidación. Estos clientes permanecerían presentes en el Concurso y han de saber que en la derrama que se distribuyera, se incluiría su filatelia al valor del Concurso, tendiendo en cuenta que el valor de la misma quedó establecido en aproximadamente un 10% de su importe de Catálogo.

Como nota adicional de C.A. significar que los clientes que se acojan a esta modalidad, deberán satisfacer los honorarios profesionales convenidos en sus hojas de encargo por sus rábulas, (léase nuvemente Gil Robles), una vez recibida la correspondiente parte alícuota de la liquidación efectuada.

Glorioso.

(Opinión al margen de todo lo anterior).

¿Sabéis que?  Partiendo de la base de que muchas personas están atravesando situaciones económicas y personales tremendamente difíciles, y de que cualquier cantidad que recuperen por vía de concurso puede suponer para ellos un auténtico alivio, y por lo tanto tienen todo mi respeto si deciden acogerse al concurso, por ruin y miserable que sea la cantidad que vayan a percibir,  lo que deberíamos hacer los 190.022 clientes de Afinsa es mandar a freir puñetas a TODOS los rábulas que nos han llevado a esta situación con sus pésimas actuaciones y solicitar la devolución de nuestra filatelia. Que no vieran ni un solo euro de nuestro dinero.

Que Gil Robles, el mayor liquidador del Reino de España no vea un euro de esos con los que lleva soñando desde el minuto uno en que firmó la hoja de encargo con la Junta Directiva de las Plataformas Blancas, presidida por aquel entonces por la inútil de la Teresa Crespo de la Rosa y los hermanos Teresa y Fernando Salinero, (en mala hora entraron en nuestras vidas) junto con el rábula.

Naturalmente, vuestra siguiente pregunta es: ¿Y qué hacemos con nuestra filatelia? ¿Cómo se monetiza? Como podéis suponer, no estoy en condiciones de responderos en este momento, pero teniendo en cuenta que esto va para largo (no penséis que nos la van a devolver de la noche a la mañana,  porque el asunto es de muchos meses), tiempo tenemos de trabajar en ello. Si nos unimos, claro.

No olvidéis nunca, que nuestra filatelia tiene un valor. No son bonos basura ni papelitos en blanco firmados con la banca.

Dicho esto, que cada cual obre como le parezca y convenga. ¡Ah! Y que no venga ningún rábula -léase por enésima vez, Gil Robles- haciendo valer los omnímodos poderes otorgados en su hoja de encargo -¡¡en maldita la hora!! - interfiriendo con cualquier estratagema o subterfugio "legal", para impedir la recuperación del objeto de su inversión y bien de su absoluta propiedad., por parte de aquellos clientes que libremente así lo soliciten. Aquí, el seguimiento y control del rábula por parte de presidentes de Plataformas Blancas y de la Propia Junta Directiva de la Federación debe ser absoluto. Ni una jugarreta más a quién tanto daño nos ha ocasionado a miles. De este me lo espero TODO, y NADA bueno. A su histórico debemos remitirnos.

Esto es todo por el momento. Buen día para todos.

Desde Canal Afinsa, seguimos informando, amigos.

(En la pestaña superior del Blog que lleva el título "Sentencia Afinsa", irán quedado insertadas, en orden cronológico, todas las entradas relativas a esta sentencia. 

Entendemos que la recopilación de los textos, en orden descendente, facilitará su lectura).







26 comentarios:

  1. Señores del PP , con la que les esta cayendo con el tema de los desahucios, tienen el mejor momento para utilizar LA DESVIACION , y que la próxima semana solo se hable, de que tarde o temprano los afectados de las filatelicas cobraran, es solo cuestion de que se haga JUSTICIA.
    Iñaki maestro

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Mila por la aclaracion a los terminos de la sentencia, y por supuesto ahora es cuando mas nos tenemos que unir, mas que nada para que no nos vuelvan a estafar, ya nos pondremos en contacto para ver lo mejor que podamos hacer.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola compañer@: Cuando dices "para que no nos vuelvan a estafar" interpreto que te estás refiriendo a algún que otro rábula, ¿verdad?

      Otro saludo para ti y feliz finde. :-))
      Mila.

      Eliminar
    2. MIla formo parte de la directiva de una asociacion, contar con nosotros y al ataque que son sinverguenzas pero pocos.

      Eliminar
    3. Pues bueno es saberlo, compañero :-))

      ¿Qué tal si me envías un mensaje a traves de mila.hernan@gmail.com para saber quién eres, y cual es tu asocaiación?

      Un abrazo
      Mila.

      Eliminar
  3. Querida Mila:
    Creo que la línea a seguir es la indicada al final de tus aclaraciones y comentarios. O sea, la petición de nuestra filatelia. Y cómo muy bien dices, tiempo tenemos mientras tanto y con tu inapreciable y valiosísima ayuda, para ir buscando una salida a fin de poder monetizarla misma.
    Sabemos “todos los que estamos” que eso sería imponerte una nueva carga, pero si gracias a ti estamos enterados e ilusionados, también sabemos que eres la única persona capaz de aglutinarnos y arrancar esa filatelia de la garras de unos carroñeros y de los buitres que pululan a su alrededor -léase rábulas como dijiste anteriormente- .
    Sabemos que ya de seguro que estás trabajando en esa posibilidad y confiamos en tu buen criterio, honestidad y buen hacer. Así que esperamos nos vayas indicando el camino a seguir a fin de saber cómo hacerlo.
    Y si en vez de que vaya a cada uno la suya, alguien la pudiese retirar o recibir en nombre nuestro, cómo anteriormente hacía Afinsa, mejor que mejor.
    Siempre hemos sabido que quienes propiciaron este robo fueron los MALNACIDOS de los sociatas.
    ¿Y el maldito juez de lo penal a qué espera para fallar ya a favor de los imputados y así resolver todas estas dudas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola josanpe: Gracias por tu confianza.

      Permíteme hacer algunas precisiones para no inducir, por mi parte, a equívoco alguno.

      Quienes me conocéis bien sabéis de mi lucha "contra corriente" durante estos más de seis años y medio.

      Nadar como las truchas tiene sus consecuencias. Una de ellas han sido los ataques que he sufrido (paso página porque tengo la cintura ancha y las espaldas duras)

      Ahora, seguir nadando contra esa corriente, puede tener consecuencias peores, pero esta vez para vosotros: que pongáis en mi demasiadas expectativas que no pueda, no sepa o no sea capaz de cumplir.

      A día de hoy, estoy en la misma situación que algunos de vosotros: tengo muy claro -siempre lo he tenido- que voy a reclamar mi filatelia. ¡Faltaría más!

      Su monetización, una vez en mi poder, será algo que naturalmente deberé gestionar, si es que quiero hacerlo. Me explico.

      Como siempre he creído en el valor de los sellos que compré en Afinsa, puedo decidir venderlos o puedo decidir quedármelos para que los vendan, más adelante, mis herederos.

      Te hablo/os hablo, con total franqueza y a corazón abierto. No tengo idea de lo que voy a hacer por el momento con ellos. Pero se que, a día de hoy, los quiero.

      Dicho esto, ello no es óbice para que, como digo y puesto que tiempo tenemos por delante, vaya pensando en vosotros como colectivo y en la manera en que TODOS aquellos que quieran conservar sus sellos puedan gestionar su venta posteriormente mediante algún sistema que encontremos.

      Ni idea tengo de cómo se podría hacer, pero tiempo hay de darle vueltas al asunto.

      Lo que no puedo asumir -y seguro que entiendes que no lo vaya a hacer- es el COMPROMISO CIERTO de conseguirlo.

      Como bien dices, es una tremenda responsabilidad. Y no es que a mi las reponsabilidades me asusten (no está en mi naturaleza ni en mi carácter "achantarme"), pero un elemental principio de prudencia me lleva a obrar con precaución y pies de plomo en este asunto. Es mucho lo que está en juego y no seré yo quién influya en vuestra decisión final, en modo alguno.

      Lo mio, lo que voy a hacer, con el apoyo total de mi marido, lo tengo claro. Lo que no puedo -ni debo hacer- es comprometerme a ser capaz de gestionar y sacar adelante lo vuestro. Cada uno tendrá que obrar y actuar como, en buena ley, mejor le parezca y convenga, llegado el momento. Eso exigirá de el/ella, tener las ideas tan claras como yo las tengo.

      Dicho esto, y sin garantías de éxito alguno, me pongo a ello.

      Un besote,
      Mila.

      ResponderSuprimir

      Eliminar
    2. Estoy seguro que al final encontrarás una forma, pero con ello no quiero decir que debamos y tengamos que estar recostados en ti, aunque si apoyados, por tu conocimiento, equipo,buen hacer y en definitiva por todos los contactos y personas que conocías y has ido conociendo a través de esta larga andadura.
      Por supuesto que debe ser una decisión unilateral, de cada uno, como muy bien dices, pero conociéndote a través de todo este tiempo, estoy seguro que harás más de lo posible con tal de que eta caterva de rábulas y leguleyos, no se logren de su engaño y de lo usurero que han sido con miles de afectados.
      Desde mi humilde y lejana posición cuenta conmigo para todo lo que haga falta. "Hace más el que quiere que el que puede" Puedo poder poco, pero quiero poder mucho.
      Gracias por todo.

      josanpe

      Eliminar
  4. Con las noticias que nos desayunamos estas mañanas, iría siendo hora de crear una Asociación de Victimas del Terrorismo Económico ¿o existe ya? Por falta de posibles asociados no sería, digo yo, dado el número de bajas que está ocasionando...y tampoco vendría mal hacer un listado de las que se encuentran en nuestras filas...Yo lo tengo clarísimo: mi siguiente inversión sería en apoyarles en cuerpo y alma! xoxoCM

    ResponderEliminar
  5. Como se pedira la filatelia, por mediación de los abogados, a acaso son los administradores concursales los que no lo tienen que comunicar.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debo entender que serán los administradores concursales quienes deberán comunicarlo por carta, pero como los jueces trabajan lo justito, no lo dejan claro en la sentencia.

      En cualquier caso, mi temor a las actuaciones del "rábula number one", me ponen en guardia, no vaya a ser que este listo feria se atribuya poderes de actuación que sobrepasaren lo firmado en la hoja de encargo, que no es poco.

      Al lorito, pues.

      Eliminar
  6. Hace días, inserté un comentario en este BLog tratando de acercar hasta quienes no alcanzaran a comprender la magnitud de lo que significaban ciento cincuenta millones de sellos considerándolos todos iguales en tamaño y suponiéndolos todos extendidos sobre una superficie imaginaria. De entre los miles de entradas registradas, supuestamente lecturas, no hubo ni una sola respuesta al comentario, señal inequívoca de que el tema no interesó absolutamente a nadie.

    Al final del comentario, indicaba que un poco más adelante completaría ese razonamiento, con algo referido a la operación prevista para una más que posible y no muy lejana devolución de la filatelia y la operativa que habría que diseñar para lograr su entrega. Pero ante tan poco interés por el asunto, me retraje de la intención de poner en abierto mi inquietud y permanecí expectante al pronunciamiento de alguna Sentencia. Ya son dos las que se han dictado, y ahora hay que cumplirlas.

    Pues apañados estamos con la tarea que otros tienen que realizar y realizar bien; y armémosno de paciencia porque vienen muchas curvas.

    El hecho cierto – espero que sea cierto -, es que hay una cantidad enorme de sellos que hay que distribuir y hacerlo bien, entre más de ciento noventa mil propietarios que, a la lectura de la Sentencia ayer conocida, estamos repartidos a lo largo y ancho de un enorme mapa que abarca a España y Portugal, y parece ser que podremos auto-posicionarnos en dos opciones diferentes y ambas exactamente igual de respetables, cuando se dicten las instrucciones para ello.

    Las opciones que se nos presentan a los clientes, quedan perfectamente matizadas en el resumen que Mila nos ha facilitado en el Post de hoy y poco hay que aclarar; pero lo que sí me interesa destacar es la necesidad de solicitar T O D O S nuestra filatelia, si de verdad queremos pagarles a nuestros abogados el buen trabajo que hicieron defendiendo noblemente nuestros intereses.

    Aquellos que por sus particulares circunstancias y todas respetables no lo hicieran así, han de saber que a sus abogados, después de haberlos conducido erróneamente a lo largo del tiempo transcurrido, de haberlos engañado en infinidad de ocasiones y finalmente haberlos llevado a la ruina más miserable, le tendrían que pagar por los servicios prestados. Pero bueno, esa es una decisión personal, merecedora – como digo - de todos los respetos. Cada uno con lo suyo, puede hacer lo que le convenga siempre que lo que le convenga no dañe a los vecinos.

    Rafa

    ResponderEliminar
  7. La idea, que apunta la compañera CM, de crear una Asociación de Víctimas del Terrorismo Económico me parece muy buena, sabemos que la "unión hace la fuerza", y ya que en el pasado no hubo esa unión -y así nos fue-no perdamos esta oportunidad.
    Tanto yo como parte de mi familia queremos recuperar nuestra filatelia, y como dice Mila, ya veremos de que mejor manera se puede monetizar.
    Aquí estoy, dispuesta a colaborar en todo lo que pueda y buenamente sepa.
    MILA¡ GRACIAS de nuevo por tus aclaraciones .
    Un fuerte abrazo. LC

    ResponderEliminar
  8. Pues si de Victimas del Terrorismo Económico se trata, ya podemos coger número sin pérdida de tiempo porque se podrían inscribir como cuarenta y pico millones de inocentes españoles, cautivos de unos sinvergüenzas que son los que faltarían en esa hipotética lista para completar el censo nacional.

    Rafa

    ResponderEliminar
  9. Más de 6 años es un período más que excesivo para que nos devuelvan lo que era nuestro desde el mismo día en que intervinieron a Afinsa. Creo que mi derecho fundamental a la propiedad ha sido vulnerado durante todo este tiempo en el que me ha sido retenida parte importante de mi propiedad. No quiero ahora solo mis sellos, sino mis sellos más la indemnización de todos los daños y perjuicios que me ha causado esta situación durante todo este tiempo (y desgraciadamente temo que aun me causará por más tiempo). Considero que nos tendríamos que unir todos y a través de los abogados de Manos Limpias actuar para que se reconozca que nuestros derechos fundamentales están siendo vulnerados con un proceso tan largo, llevando el caso al Tribunal de Estrasburgo en el momento preciso.
    Por otra parte me pregunto cuál es la consecuencia de que la sentencia reconozca el carácter mercantil de Afinsa, cuando el motivo de la intervención fue considerarla una entidad financiera. Cuál es la responsabilidad del Estado al intervenir a una empresa que actuaba como mercantil, y a la que ahora los tribunales reconocen como mercantil, con motivo de que para el Estado era financiera…Porque alguna responsabilidad tendrá el Estado, digo yo, al haber errado en su calificación y haber provocado todo esto.
    Confío en el buen hacer de los abogados que defienden a Afinsa.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pásate por la página principal del blog, compañer@. Te vas a llevar una grata sorpresa.

      Suprimir

      Eliminar
  10. Estoy totalmente de acuerdo con Mila, primero sumarnos a la iniciativa de VÍCTIMAS DEL TERRORISMO ECONÓMICO con nuestra adhesión; después la filatelia y todo aquello que se pueda sacar vía institucional, y tercero por qué no se puede abrir de nuevo Afinsa y seguir con nuestras inversiones?. Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. No entiendo bien, hablamos de monetizar nuestra filatelia pero nosotros mismos. Porque no lo hace afinsa? Si ha sido papa estado la que se la ha cargado eso no es nuestro problema. Si todo era legal y afinsa siguiese nos la monetizaría ella misma tal y como pone en el contrato declarado como legal. Ah! Que han hundido la empresa y no se puede pues que sea el estado quien nos lo pague, no? Estoy equivocado?

    ResponderEliminar
  12. Queridísimos amigos:
    Después de la sentencia de la Audiencia Provincial. Alguien me puede decir cómo se llamaría esta la justicia.
    Se lo que me diríais, pero ya me anticipo yo LA JUSTICIA SE RIE DE LA JUSTICIA y de todos los Españoles. Esto amigos es una risotada, una vulgaridad, un desprecio indignante insoportable.
    Han dicho vamos a ver de qué manera no cachondeamos de estos pobres desgraciados y ha salido el espabilado de turno sacudiendo a la justicia y plasmando una ridícula sentencia de juez de patio de colegio, que se cree que somos idiotas y el muy inteligente. Sentencia a medias con parrafadas que las habrá aprendido de sus abuelos y con ellos se cuelga una medalla delante de sus compinches.
    Pues no Sr. (por no decirle de otra manera) pues mire nosotros no somos idiotas y entendemos que es lo que esta justicia a la que Vd. representa nos puede llegar a dar si fuera un juez como dios manda y no estuviera vendido.
    Pero sepa mas sr. Juez que se está retratando de cara al exterior de este país y el ridículo que Vds. hacen queda escrito y lo leen en todo el mundo y espero que la opinión que saquen de la justicia que representa encima nos acaben de matar a todos.
    Tarde o temprano llegara la guillotina para todos los que hacen uso de su poder en beneficio de los poderes facticos de este país.
    Que penosa sentencia, que penosa justicia española que penosa la imagen que damos los españoles gracias a personajes como los que firman dichas sentencias.
    Si pero no, otra vez si pero no, que juego es este se cree que la justicia es para jugar, pues no Sr. Juez la justicia es algo muy pero que muy serio y espero que la vida le depare la misma justicia que VD imparte o que además sea mas dura con vd y los suyos.
    LA JUSTICIA DE ESTE país es deprimente ¿basura?
    Lo siento amigos pero si no lo digo reviento que pena que personajillos que bajos nos están dejando a todos.
    Un fuerte abrazo y ojo con el BOTIN que se van a llevar estos desalmados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te apollo en todo lo que has dicho, saludos Naty

      Eliminar
  13. No tengo más remedio que admitir que la Sentencia de estos granujas justicieros me ha dejado con un regusto amargo y una frustración casi iracunda. Solo espero no terminar por deprimirme. Lo cierto es que ya me había imaginado que esta resolución iría encaminada en un sentido aproximado al que finalmente se ha producido.

    Si la analizamos con cierto detenimiento podría deducirse que esta resolución va exclusivamente encaminada a preservar al Estado de una responsabilidad patrimonial concluyente. Intenta, en mi opinión, dejar alguna puerta abierta por donde esta responsabilidad pueda evadirse, aunque también resulta obvio que no consiguen eludir una inevitable caída en contradicciones evidentes.

    El pronunciamiento clave está, como no, en la valoración de la filatelia y su negación al reconocimiento de los catálogos. Esta percepción de la sobre-valoración de los sellos resulta ser siempre un subterfugio muy eficaz para justificar la teoría de una estafa y la legitimidad de la intervención, por ende.

    Se nota que han querido nadar y guardar la ropa por lo que pueda venir. Con toda seguridad, todas las demandas por responsabilidad patrimonial contra el Estado tendrán que confrontarse a este escollo. Retorcer los usos y costumbres tal y como en el ordenamiento jurídico están estipulados, no parece ser un impedimento serio para la judicatura española. Por eso me gustaría saber si algún día los ex-dirigentes de la empresa concursada quisieran recurrir a Tribunales externos para dirimir esta cuestión. ¿Después de todo, ¿cómo se valora en el mundo la filatelia de otras empresas del mismo sector?

    Me parece que la última posibilidad que nos puede quedar a los afectados que decidamos recuperar nuestra filatelia, para zanjar definitivamente este asunto, sería que consiguiésemos demostrarles lo que el mercado está dispuesto a pagar realmente por nuestros sellos. Aunque nosotros lo sabemos tan bien como ellos, está muy claro que su juego consiste en aprovecharse de aquellos que no creen ni saben nada de sellos. El negocio les puede salir redondo, pues si liquidan por el diez por ciento de su valor esa filatelia que no sea reclamada, la reventa y el reparto posterior en la trastienda, pueden resultarles un auténtico chollo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo contigo, compañer@

      Eliminar
  14. Queridísimos amigos:Después de la sentencia de la Audiencia Provincial. Alguien me puede decir cómo se llamaría esta la justicia.Se lo que me diríais, pero ya me anticipo yo LA JUSTICIA SE RIE DE LA JUSTICIA y de todos los Españoles. Esto amigos es una risotada, una vulgaridad, un desprecio indignante insoportable.Han dicho vamos a ver de qué manera no cachondeamos de estos pobres desgraciados y ha salido el espabilado de turno sacudiendo a la justicia y plasmando una ridícula sentencia de juez de patio de colegio, que se cree que somos idiotas y el muy inteligente. Sentencia a medias con parrafadas que las habrá aprendido de sus abuelos y con ellos se cuelga una medalla delante de sus compinches.Pues no Sr. (por no decirle de otra manera) pues mire nosotros no somos idiotas y entendemos que es lo que esta justicia a la que Vd. representa nos puede llegar a dar si fuera un juez como dios manda y no estuviera vendido.Pero sepa mas sr. Juez que se está retratando de cara al exterior de este país y el ridículo que Vds. hacen queda escrito y lo leen en todo el mundo y espero que la opinión que saquen de la justicia que representa encima nos acaben de matar a todos.Tarde o temprano llegara la guillotina para todos los que hacen uso de su poder en beneficio de los poderes facticos de este país.Que penosa sentencia, que penosa justicia española que penosa la imagen que damos los españoles gracias a personajes como los que firman dichas sentencias.Si pero no, otra vez si pero no, que juego es este se cree que la justicia es para jugar, pues no Sr. Juez la justicia es algo muy pero que muy serio y espero que la vida le depare la misma justicia que VD imparte o que además sea mas dura con vd y los suyos.LA JUSTICIA DE ESTE país es deprimente ¿basura?Lo siento amigos pero si no lo digo reviento que pena que personajillos que bajos nos están dejando a todos.Un fuerte abrazo y ojo con el BOTIN que se van a llevar estos desalmados

    ResponderEliminar
  15. Bochornoso, compañer@, claro que si.

    Vivimos en una república bananera y todavía algunos no parece que se hayan enterado.

    ResponderEliminar
  16. !Por Dios Mila! en que mundo vives, decir que vivimos en una república bananera es como decir que vivimos en el paraiso. Vivimos en un pais de rateros y golfos, y me quedo corto.

    ResponderEliminar

Deja aquí tus comentarios.