domingo, 26 de octubre de 2014

Personal y transferible (I).

Acabo de "chatear" con una querida amiga y seguidora de Canal Afinsa,  que ahora está en Italia. Me comenta que en el tránsito España-Italia, leyó de un tirón Lamentos y suspiros desde la Muralla - El asunto ese de los sellos, mi primer libro sobre nuestro drama, cuyos sucesivos capítulos tan bien conocéis algunos porque nacieron desde el foro de nuestro compañero Juan Pedro, que tanto bien ha hecho a nuestra causa, como medio de comunicación entre los perjudicados por el saqueo de Afinsa y nuestro expolio.

Su mensaje: "Retomé la lectura que había iniciado en España y abrí el libro justamente por la página 19, Mila, correspondiente al 24 de octubre de 2007, es decir, el cumpleaños de la escritura de esa Muralla en concreto. ¡Qué casualidad!", me ha impulsado a leer nuevamente lo que escribí tal día como hoy, solo para comprobar que la Muralla del 26 de ocubre de 2007, podría haberla escrito, perfectamente hoy, siete años más tarde.

Con disculpas anticipadas por la auto-cita, transfiero su contenido a este nuestro Canal, para compartirlo con vosotros. (Mañana subiré la segunda parte).

Tal y como firmaba mis Murallas entonces, firmo esta entrada de hoy: ¡Desde la Muralla...seguiremos resistiendo!.

Bonísimo día para tod@s.
Mila.

26 Octubre 2007.

Y AHORA QUÉ  (I)
Nos han intervenido. Nos están expropiando. Nos van a liquidar. Esa es, en toda su crudeza, nuestra situación. Los últimos diecisiete meses no han sido más que la consecuencia de la actuación de un Gobierno que se auto proclama democrático,  en cuestiones de mercado y de libre competencia,  pero cuyas acciones nos muestran, de manera tozuda,  la cara más amarga de un fascismo absolutamente  totalitario, en lo que se refiere a su intervencionismo en el mundo de la empresa.  
Anoche, las declaraciones del senador nacionalista Javier Maqueda, con respecto a Forum Filatélico y Afinsa no dejaron lugar a dudas: El Gobierno ha dicho NO a la continuidad de estas compañías. No van a continuar funcionando. Y punto. 
Así de simple. Así de fácil. No hay nada que hacer. 
Unas declaraciones de tan solo unos minutos han bastado para explicar, poniendo en su justo contexto, toda una serie de actuaciones que muchos ya sospechábamos y otros se empeñaban en ignorar y rechazar, estigmatizando y ninguneando a quienes, como aquellos que integramos ACLA, hemos defendido una y otra vez: que todo esto obedecía a una burda maniobra político-financiera. 
Pues ahora todos lo tenemos claro. Ya sabemos lo que somos, y donde estamos.  Somos “moneda de cambio” de vaya usted a saber qué. “Moneda” con la que un Gobierno se permite transar. Y estamos –como consecuencia de esas “transacciones”- arruinados, indignados, y en la mayoría de los casos desmoralizados. 
Pero no perdamos la perspectiva. Hay algo de positivo en todo esto. Al menos ahora TODOS vamos a jugar con las cartas boca arriba: basta ya de “tibiezas” y “medias tintas” a la hora de defender nuestros intereses, y nuestra dignidad.  La sociedad tiene que saber que no somos avariciosos ni “listillos”, en la misma medida en que debemos hacerles saber que Afinsa no nos ha estafado. Los españoles tienen que conocer que detrás de esta intervención armada y mafiosa está el Gobierno. Que esto obedece más a prácticas de terrorismo de estado que a pautas y comportamientos democráticos en un Estado de Derecho. Y para ello tenemos que seguir avanzando. 
Soy consciente de que a la hora de seguir defendiendo nuestros ahorros, nuestra dignidad y nuestras convicciones, algunos se quedarán en el camino. No puedo culparles por ello. Pero eso no debe ser un freno para los demás.
Por encima de la política, por encima de la Banca, por encima de la perversión rampante que nos rodea y nos asfixia, está la Justicia. Esa justicia en la que algunos ya han dejado de creer hace mucho tiempo, pero en la que yo sigo confiando, porque aunque tarde en llegar, lo hará. Y para todos. 
Así pues, más unidos que nunca, luchemos porque nos devuelvan lo que es nuestro; lo que nos han robado. Pero no olvidemos que eso es solo la mitad de una ecuación. Para que la fórmula matemática resulte completa, debemos seguir luchando para que no se salgan con la suya. Por tantos trabajadores como se han quedado en la calle, por tantas personas como han visto sus ilusiones destrozadas, por tantos y tantos que se han quedado en el camino, por los muchos que –como nuestra querida compañera Gloria- lo han dado todo: hasta el final; por una empresa que ha representado durante 25 años lo mejor de las prácticas empresariales y los modelos de gestión, por sus directivos que ahora mismo están sufriendo la humillación de estar imputados por algo que ya sabemos fue a todas luces, una maniobra preparada y orquestada desde las sombras por el Gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero. 
Pero por encima de todo, debemos continuar por nosotros mismos. Si no lo hacemos, si no seguimos luchando por sacar adelante una línea de trabajo que permita relanzar a la compañía –y por ende, reanudar –debidamente legislada- una actividad que puede aportar riqueza y puestos de trabajo a un país que –pese a lo que diga el Gobierno- se debilita cada vez más, empresarialmente hablando, les habremos servido nuestra cabeza en bandeja. La Banca se frotará las manos; el Gobierno también, y nosotros, con nuestros ahorros recuperados, solo tendremos que sentarnos a esperar la próxima humillación que nos tocará vivir. Con toda seguridad, nos llegará. 
Uno de mis axiomas favoritos es: “Como no sabían que no podían hacerlo, lo hicieron”. Pero podemos, desde ahora, queridos amigos,  inventar el nuestro propio: “Sabían perfectamente que no les iban a permitir hacerlo. Por eso precisamente lo hicieron”.
¡¡Desde La Muralla, seguiremos resistiendo!!.


23 comentarios:

  1. Mila, muchas gracias por tu compromiso irrenunciable con la verdad y tu valentía en defensa de la misma. Eres nuestra Agustina de Aragón, y coincide que tienes sangre maña. Somos muchos los que te admiramos y queremos, y cuando mas te insultan y persiguen, nuestra admiración y cariño aumentan.
    Un beso y un fuerte abrazo "como el de una lapa". Jejejeje...

    ResponderEliminar
  2. ¿puede alguien darme el telefono del despacho de Gil Robles?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espremos que te lo pase algún compañero. Yo no lo tengo.

      Eliminar
  3. Ahora es la hora de ponerle la guinda al pastel de la corruptela sacando a la luz el saqueo de Afinsa k solo se habla del sakeo de las preferentes y lo nuestro le fue percata minuta?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Anónimo: ¿y quién se va a ocupar de nosotros? La consigna a los medios es -ha sido- meridianamente clara, desde el primer momento: a los de Afinsa, ni agua.

      Pero lo seguiremos peleando, vaya que si.

      Eliminar
  4. Y por que no se denuncia todo en bruselas, a ver si allí hacen algo, porque aquí se ha visto que desgraciadamente no hacen nada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está denunciado ante la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo. Al no ser una actividad financiera, -¿se habrá enterado Vaquer de que también este pronunciamiento se lo ha saltado a la torera?- no tienen competencias para intervenir en el asunto.
      Slds.

      Eliminar
  5. Esto es todo un cachondeo los políticos y la justicia hacen loque les parecen a sus conveniencias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no tenemos ni idea de hasta qué punto están todos conchabados, amigo mio.

      Eliminar
  6. Ya le vale.. a estos .manipuladores juez es y demás jerarcas así va el país k bien los escribió anoche en la sexta el gran wayomig verdades como puños declaraciones certeras y evidentes .De aplauso

    ResponderEliminar
  7. Gracias Mi la por tu hilo de esperanza k nos das pero todos no somos tan fuertes con tu y cuando vemos lo k vemos se nos esfuman las esperanzas pero tu sigue dandons ánimos " lo necesitamos"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los que todavía tenemos mensajes que cruzar, y actuaciones que rechazar y denunciar somos fuertes, compañero; unos de una manera y otros de otra, pero todos seguimos aquí, resistiendo.

      Es soportar y resistir al paso del tiempo, lo que nos hace falta, porque la justicia finalmente llegará, amigo mio, ya lo verás.
      Un fuerte abrazo.
      M.

      Eliminar
  8. 915760453
    914359678
    914355377
    josemaria@gilrobles.es

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu amabilidad, compañero.
      Buen dia para ti.
      Mila.

      Eliminar
  9. K Dios te oiga por el bien de todos Mila y yo personalmente te doy las gracias por tu tesón y tu trabajo impagable .Un abrazo. Mayka

    ResponderEliminar
  10. Igualmente, recibe un fuerte abrazo de mi parte. Mayka. Esto es durísimo pero ya verás como al final, venceremos.
    Que tengas un día estupendo.
    Mila.

    ResponderEliminar
  11. Mila, sabes que tienes el apoyo de muchísimas personas y gracias a tí sobre todo y otras personas seguiremos con esta lucha hasta que la justicia sea justa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y gracias a vosotros, que apoyáis y estáis al pié del cañón, trasladando comentarios y dando vida a este Canal.

      Más participación debería tener pero... entiendo lo "jarta" que está la peña después de más de 8 años y las pocas ganas que les van quedando ya a muchos de hacer o decir cosa alguna.

      Una pena.

      Un abrazo fuerte
      M.

      Eliminar
  12. Mila te imaginas k un día con siguiéramos nuestro objetivo? Yo te aseguro k montaría una fiesta descomunal y por supuesto me reuniría con todos los compis y sin duda me encantaría conocerte personalmente ese es mi deseo aunque sea soñar despierta . De ilusión también se vive ¡ojala esto se haga realidad pero k no se tarde demasiado no vaya a ser k no vivamos para disfrutarlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues llegado el momento -que llegará- cuenta conmigo para la fiestuqui.
      :-))

      Eliminar
  13. Gracias Mi la yo me desplazo a donde sea vivo en Barcelona pero si tengo k ir a Madrid ire Maika

    ResponderEliminar

Deja aquí tus comentarios.